Las marcas de perfume más famosas para mujeres

perfumeLas fragancias son de gran importancia y lo han sido desde el principio de los tiempos, nuestro cuerpo las produce, la naturaleza cuenta con las propias y es de estas esencias desde donde los alquimistas comenzaron el camino que hoy se ha convertido en una de las industrias más rentables dentro del mundo de la moda.

Vestimos perfumes y son también una forma de expresión como lo es nuestro atuendo o maquillaje. Por eso, elegimos muy cuidadosamente lo que vamos a portar en diferentes momentos, eventos o edades.

Algo que se decía comúnmente en generaciones anteriores era que las mujeres debían dejar los perfumes suntuosos de notas pesadas y elegantes para el invierno, pero para el verano preferir la dulzura de lo floral y lo cítrico, incluso algunas notas orientales pero de una ligereza que evoca a los textiles vaporosos que normalmente se buscan en esta estación.

Con esto en mente el gran Roberto Cavalli, Elie Saab, Hugo Boss, Aerin y Marni hicieron de las suyas haciendo que la inspiración de la costa mediterránea sea evidente, según Vogue, en los diseños de fragancias para acompañar las vaporosas prendas que los modistos lanzaron al mercado.

Harpers Bazar, por su parte, apuesta a Cartier, Anja Rubik, repite Aerin con su Rose de Grasee, y triunfa Kate Spade como una de las importantes exponentes en fragancias de la temporada con su Walk on air, así como Salvatore Ferragamo y su Emozione. Y es que en tiempos calurosos lo que se antoja es vestir ligero, disfrutar la brisa y sentir que algo se aporta a que esta sea fragante.

Apetece usar textiles frescos, diseños relajados de líneas puras, que permitan al sol y el aire tocar nuestra piel. En cuanto a los perfumes es importante recordar que no debes aplicarlos directamente sobre la piel y se recomienda que, especialmente, evites hacerlo cuando estás a punto de exponerte al sol ya que toda sustancia que contiene fragancia es fotosensible, lo que significa que podría provocar manchas en tu piel.

Por eso es recomendable que apliques el perfume a una distancia considerable y sobre las prendas pero jamás sobre tu piel.